IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Travestismo, más allá del pintalabios
¡Lo último!

Travestismo, más allá del pintalabios

Lejos de la imagen del travesti amanerado y extravagante, hay personas cuya afición por vestirse como el otro sexo se ha convertido en un hobby que no afecta a su vida sexual. Además, ¿quién dice que por llevar un vestido te han de gustar los hombres?

El travestismo heterosexual se define como un “rol de género cruzado”, así lo explica el Dr. David Barrios Martínez, sexólogo clínico y director de la organización de Caleidoscópica: “Una persona utiliza la vestimenta, accesorios, maneras y otros elementos que le corresponden al género opuesto, ya sea masculino o femenino, independientemente de su orientación sexual”.

Muchos se travisten en la intimidad o lo mantienen en secreto

La mayoría de los travestis heterosexuales sólo cambian sus ropas en casa. Sin embargo, hay clubs privados para aquellos que les gusta compartir la experiencia. Normalmente, la información de estos locales y eventos no es demasiado pública, se dan a conocer por recomendaciones personales y redes sociales, así como varios foros y comunidades que crecen en internet. Se suele tratar de domicilios particulares o establecimientos en los que hay todo tipo de atuendos disponibles, desde vestidos de gala hasta lencería, sin olvidar los accesorios y pelucas.

En los locales de travestismo también realizan diversas actividades de ocio, como lectura, banquetes, baile o un simple juego de cartas. En muchos casos, las relaciones que allí se crean no tienen ningún fin sexual, sólo se trata de pasar un rato entretenido con aquellos que comparten tu mismo hobby.

Los travestis aceptan su cuerpo y su sexualidad

Pueden existir múltiples razones que lleven a una persona a utilizar ropa propia del otro sexo y a comportarse como tal. No hay una causa clara, lo único que parece ser evidente es que, este tipo de conducta se emplea como una transgresión frente a la sociedad. A diferencia de las personas transexuales, no tienen la sensación de estar encerrados en el cuerpo equivocado, solamente disfrutan rompiendo moldes.

Para alguien poco familiarizado con el travestismo puede parecer complejo, ya que culturalmente solemos relacionarlo con una imagen equivocada y tendenciosa. Sin embargo, es tan sencillo como no limitar la diversidad que nos rodea con clichés y falsas etiquetas. Aquí cada uno se viste como quiere.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies