IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Splosh, el fetichismo más pegajoso
¡Lo último!

Splosh, el fetichismo más pegajoso

Uno de los fetichismos más curiosos es el Splosh, basado en la excitación de verter comida o sustancias pringosas sobre la otra persona. Desde salsa de espaguetis hasta pintura, todo vale en esta afición sexual tan pegajosa.

Uno de los fetichismos más curiosos es el Splosh, basado en la excitación de verter comida o sustancias pringosas sobre la otra persona. Desde salsa de espaguetis hasta pintura, todo vale en esta afición sexual tan pegajosa.

Cuando pensamos en fetichismos nos vienen a la cabeza los tacones o las prendas de cuero, pero hay otras aficiones sexuales no tan populares que nos llaman la atención. El Splosh, por ejemplo, se ha dado a conocer gracias a la revista del mismo nombre, dedicada a las fotografías eróticas de modelos cubiertos de todo tipo de sustancias viscosas.

El morbo de pringar y ensuciar el cuerpo

7507890768_b0a47aa54dConvertir el cuerpo en un elemento en el que se pueden verter líquidos, ya sean comestibles o no, es un acto muy relacionado con los juegos de dominación y sumisión. El hecho de derramar algo sobre otra persona, ensuciándola, nos otorga una posición de poder que mucha gente disfruta. El Splosh no se trata solamente de verter sustancias sobre otra persona, también hay quien se excita haciéndolo sobre su propio cuerpo.

Dentro de este juego, los elementos comestibles suelen tener más éxito por el placer añadido que implican: miel, nata, cremas, frutas, helado o chocolate caliente. El placer erótico siempre ha ido muy ligado al acto de comer, de saborear y de jugar con las texturas. Una de las partes más eróticas de nuestro cuerpo es la boca, la lengua y los labios son imprescindibles en el erotismo, por lo que se convierten en un básico a la hora de dar y obtener placer.

Los griegos y romanos jugaban con este tipo de elementos y el propio Kamasutra habla del placer de estas prácticas, el Splosh es tan sólo una reinvención del erotismo.

Consejos para practicar el Splosh

· Lo más importante para empezar con este tipo de juegos es saber ir poco a poco, en armonía con la otra persona, para que no se sienta humillado o incómodo.

· Teatralizar es importante: Tomad un papel e ir jugando con él, elegid elementos suaves que os gusten a ambos como nata, almíbar o simplemente un hielo que se vaya derritiendo poco a poco. Elegid sustancias que no sean agresivas con la piel y no piquen.

· Poneos en un lugar que estéis cómodos y sin tener que pensar en la suciedad –para eso os puede ir muy bien una sábana de plástico-. Será una experiencia divertida, diferente y muy erótica.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies