IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Masturbación frutal, un mundo de posibilidades
¡Lo último!

Masturbación frutal, un mundo de posibilidades

Como ya sabéis, las frutas y verduras son imprescindibles en una vida saludable, pero no sólo nos referimos a incluirlas en nuestra dieta, sino que también como un complemento a la masturbación femenina. En Pasionis te traemos algunas ideas para convertir estos alimentos en complementos super eróticos.

sexo-frutal

Un momento erótico de los más míticos y populares siempre ha sido ver a una mujer comiéndose un plátano. Las semejanzas de esta fruta con un pene son más que evidentes, así que no deja de ser una metáfora para quien contempla la escena. A ellos los pone a cien y a nosotras nos da una vergüenza tremenda comer un plátano públicamente, a no ser que lo utilicemos a posta para calentar al personal.

No olvidemos tampoco las sensuales escenas en las que un miembro de la pareja le da de comer al otro frutas como uvas o fresas.

Un juego más elaborado y bastante común con alimentos consiste en trocear frutas jugosas y colocarlas sobre el cuerpo. Aquí, la pareja ha de saborear las frutas cogiéndolas con la boca directamente de la piel. Se trata de un juego sexual muy bueno para los preliminares, y además agradable y nutritivo.

Masturbación con frutas o verduras

Hay mucha gente que utiliza algunas frutas y verduras como consolador a la hora de masturbarse. Pepinos, berenjenas, zanahorias… ningún alimento alargado está libre de miradas lascivas. Antes de lanzarte a ello, debes tener en cuenta que debe tener una forma fálica adecuada y la piel suave. Además, es importante utilizar un preservativo para evitar el contacto directo con la verdura, ya que, por mucho que la laves, puede contener pesticidas o ceras para conservarlas.

En el sexo todo vale, sólo tienes que dejar volar tu imaginación y estar dispuesta a probar cosas nuevas. Eso sí, después de probar el sexo con alimentos no volverás a entrar a una frutería sin notar cómo la sangre te sube a las mejillas.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies