IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

¿Sexo en la oficina, sí o no?
¡Lo último!

¿Sexo en la oficina, sí o no?

Para unos, se debe separar la vida laboral de la personal; otros, encuentran excitante tener una aventura en la oficina. Descubrimos los pros y contras de tener sexo con un compañero de trabajo.

Las personas pasan la tercera parte de su tiempo, y en ocasiones mucho más, en su lugar de trabajo y, por ello, es inevitable que surjan relaciones personales. A veces se queda en simple compañerismo; otras, deriva en amistad; e, incluso, puede ir un poco más allá. Mucho se fantasea con los roles de jefe y secretaria.

No hay motivo para extrañarse, es normal sentirse atraído por algún compañero de trabajo ya que se pasan muchas horas juntos. De hecho, según un estudio de la publicación Business Insider, casi la mitad de los trabajadores ha reconocido haber tenido alguna vez una aventura con algún compañero.

Tradicionalmente, ha estado mal visto mezclar negocios con placer pero, aunque no se sabe si fueron Bill Clinton y Mónica Lewinsky quienes animaron al personal a usar el despacho para otros fines más eróticos, lo cierto es que tener un lío en el trabajo sin duda hace que uno vaya más animado a trabajar. Además, ¿quién no ha soñado alguna vez con montárselo encima de una mesa de la oficina?

Vivir un momento de pasión en el trabajo es una fantasía común

Manejar este tipo de romances no tiene por qué ser muy complicado, siempre y cuando el otro no sea el jefe o un superior, en cuyo caso hay que andar con cuidado si las entradas a su despacho son bastante frecuentes. Aunque ambos intenten mantener al margen de la oficina su aventura, es posible que el resto de los empleados no lo vea así y se cree un ambiente enrarecido. Por este motivo, es recomendable seguir adelante sólo si realmente la relación es seria y no una simple aventura. Si el sexo termina, seguirá esa persona siendo quien que te daba órdenes, y ya no precisamente en la cama.

Sin embargo, entre compañeros de trabajo la situación cambia y puede ser una experiencia muy placentera para ambos. Te damos algunas claves para que no se convierta en un quebradero de cabeza:

· La discreción es vital cuando se trata de acostarse con una persona con la que compartes lugar de trabajo. Eso significa evitar muestras de afecto y cariño delante de los demás si no queréis ser objeto de cuchicheos.

· Si tu amante es también miembro de tu equipo de trabajo, sé profesional y no muestres preferencias laborales por él sólo porque es un crack en el sexo.

· Puede ocurrir que el desliz fuese cosa de una única noche y ahora te da vergüenza mirarle a la cara. Ya no tienes 15 años, compórtate natural porque la vida sigue y hay que asumir las consecuencias de nuestras acciones.

· Si os entra el calentón en pleno horario laboral, debes saber que, de acuerdo a algunas encuestas, los espacios preferidos para tener un encuentro tórrido son el almacén, la sala de conferencias o el ascensor. Los menos elegidos, la zona de fumadores y la cocina.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies