IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Reírse durante el sexo une a la pareja
¡Lo último!

Reírse durante el sexo une a la pareja

Woody Allen dice que el sexo es lo más divertido que uno puede hacer sin reírse. Puede que sea cierto, pero en Pasionis creemos que la risa, a veces, puede ser un aliciente más durante el sexo, descargar tensión y unir más a la pareja.

El humor es la capacidad de relativizar las cosas y también una forma de enfrentarnos a la vida. Un sentido del humor bien desarrollado tiene mucho que ver con la seriedad que nos tomamos a nosotros mismos y nuestra capacidad de disfrutar más de algunas situaciones, como a la hora del sexo. Además, en la cama, la risa compartida ayuda a unir a los amantes y mejora la experiencia.

La risa, el orgasmo facial

La risa se ha descrito como un orgasmo facial por el bienestar que nos provoca, el agotamiento y la relajación. Al igual que el orgasmo, la risa nos hace movilizar gran parte del cuerpo y por eso después podemos sentir dolor en la mandíbula o el abdomen. De ahí la expresión tan común de ‘partirnos de risa’.

Hay muchos tipos de sexo y, en general, se suele creer que el sexo es algo serio y muy solemne. Puede que en ocasiones nos sintamos así, en una especie de éxtasis místico que nos transporte lejos de cualquier situación terrenal. Por ejemplo, tal vez reírse durante la concentración del Tantra no es buena idea. Pero otra veces, y sobre todo cuando es con una pareja de confianza, puede entrarnos la risa por alguna razón o simplemente al mirarnos. Eso no quiere decir burla, sino que revela una conexión especial que incluso puede hacer la situación aún más excitante.

Se nos puede escapar la risa o las lágrimas por la intensidad del clímax

Es cierto que el sexo, llegado a cierto punto, requiere concentración, lo que nos lleva a estar más serios. Reírnos en esos puede hacer sentir incómoda a la otra persona, especialmente si no hay confianza, ya que puede pensar que nos reímos de ella. Aun así, si la risa es cómplice, puede aumentar la confianza y crear un clima más relajado.

Hay muchas mujeres y hombres que tras tener un orgasmo no pueden contener las lágrimas o la risa. Eso significa que la carga sensorial y emocional ha sido tan fuerte que deben liberarla de algún modo, y reír es una buena manera de hacerlo. Así, si mientras haces el amor te entra un poco la risa, no te cortes, mira a tu pareja y seguro que sabrá seguir el juego. Al fin y al cabo, es como una pequeña broma cómplice, un momento de conexión.

 

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies