IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Mi primera masturbación
¡Lo último!

Mi primera masturbación

Muchas mujeres son reticentes a la masturbación femnina a causa de creencias que castigan el autoerotismo y la tachan de inmoral. Estamos frente a uno de los tabúes más extendidos y con menos fundamentos en el sexo. Mientras la masturbación masculina es un hecho sabido, todavía hay muchas chicas que se sienten inseguras con su cuerpo y no se atreven a darse placer. En Pasionis creemos que es importante saber tratar nuestro propio cuerpo, y por eso os vamos a dar unos consejos si pensáis en masturbaros por primera vez.

consejos-para-la-primera-masturbación consejos-para-la-primera-masturbación

No es cuestión de edad, es cosa de nuestra mente. Hay mujeres que han intentado masturbarse pero no lo han vuelto a probar más porque, lejos de sentir placer, se hacían daño. Es importante estar muy relajadas, sino la vagina se contrae y no lubricamos, por lo que es muy probable que nos hagamos daño.

Acaricia tu clítoris

Para empezar no hace falta que introduzcas nada en la vagina, de hecho, muchas mujeres se masturban simplemente estimulando su clítoris. Empieza acariciándote la zona hasta que te acostumbres a la sensación y te hayas relajado. Pasa tu dedo por encima del clítoris, un pequeño botoncito muy sensible que corona los labios menores, y si lo haces durante un rato empezarás a notar pequeñas descargas eléctricas por tu cuerpo. Las mujeres necesitamos bastante tiempo para llegar al orgasmo, así que ten paciencia y tómatelo con calma, no vas a notar nada si sólo le tocas durante dos minutos y desistes.

Si quieres masturbarte con penetración, la primera vez usa solamente un dedo. Lubricarlo para que sea suave de introducir y no tengas miedo. Si no eres virgen no has de encontrarte con ninguna barrera, pero si todavía no has tenido relaciones sexuales puedes toparte con el himen, una tela que cubre la entrada de la vagina. El himen puede romperse con actividades físicas nada relacionadas con el sexo, como montar a caballo o ir en bicicleta, y también al introducirnos un tampón. Si te encuentras con el himen intacto y no quieres romperlo, lo mejor es que te dediques a la estimulación del clítoris.

Todo es cuestión de práctica. Si las primeras veces no logras llegar al orgasmo porque no estás relajada o te sientes incómoda, déjalo y vuelve a probar cuando te apetezca. Lo importante es que sepas que masturbarse no es nada malo, al contrario, es muy útil para conocer nuestro propio cuerpo y aprender qué es lo que más nos gusta.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies