IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

¿Los polos opuestos se atraen?
¡Lo último!

¿Los polos opuestos se atraen?

Hemos oído muchas veces la máxima de que ‘los polos opuestos se atraen’. Igual que en el magnetismo, se cree que dos personas distintas tienen a acercarse pero, ¿por qué? ¿Hablamos de afinidad o de complementación?

Cuando buscamos pareja solemos imaginar a nuestra persona ideal con unas características similares y afines a las nuestras, hobbies compartidos y un modo parecido de ver la vida. ¿Por qué entonces, a la hora de enamorarnos, muchas veces topamos con alguien opuesto?

Según un estudio de la Universidad Federal de Paraná, en Brasil, tendemos a elegir a una persona con características genéticas diferentes a las nuestras. De hecho, la investigación asegura que las parejas suelen tener más diferencias genéticas entre sí que la media de un grupo de desconocidos. Es decir, buscamos a posta a alguien que sea diferente a nosotros.

Las personas genéticamente diferentes tienen hijos más sanos

Maria da Graça Bicalho, encargada del estudio, defiende que la razón de buscar un compañero opuesto se debe a una estrategia evolutiva. La biología es clave en toda nuestra química, y el enamoramiento no es más que eso. Si los genes de los padres son diferentes, los hijos nacen más saludables –por eso también se evitan relaciones entre hermanos, incluso primos-.

Bicalho ha explicado que su estudio, en el que participaron 92 parejas casadas y a 152 parejas elegidas al azar, confirma la frase popular de que ‘los polos opuestos se atraen’: «Aunque podría ser tentador pensar que los humanos buscamos pareja por similitudes, nuestra investigación ha demostrado claramente que son las diferencias las que contribuyen al éxito reproductivo, y que el impulso subconsciente para tener niños sanos es importante cuando se elige a un compañero».

Entre algunas de las características en las que nuestro cerebro se fija para decidir si una persona es compatible con nosotros destaca el olor corporal, la forma del rostro, la estructura ósea y otros detalles que nos pueden pasar desapercibidos.

¡Y es que, a la hora del amor, no podemos evitar dejarnos llevar!

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies