IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Ellos también fingen los orgasmos
¡Lo último!

Ellos también fingen los orgasmos

Siempre hablamos de por qué las mujeres fingimos los orgasmos, pero no sólo lo hacemos nosotras. Aunque parezca difícil, los hombres también se las apañan para hacer ver que han llegado al orgasmo y acabar cuanto antes. ¿Por qué ellos también fingen?

Los orgasmos fingidos se suelen asociar a las mujeres; siempre parecemos nosotras las artistas en hacer comedia para acabar cuanto antes con una relación sexual que no nos satisface. Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Kansas ha revelado que un 28% de los hombres también finge los orgasmos. Aunque parezca más complicado por razones físicas, ellos también se las ingenian para terminar cuando hay algo que no va bien. Y, por lo visto, no es tan fácil que nosotras nos demos cuenta.

El truco del condón

Para un hombre fingir un orgasmo es más difícil porque lo común es que eyacule al terminar. Cualquier mujer que se acueste con un hombre que no eyacule al final sabe que algo no ha funcionado.  Para ellos, lo más recurrente es fingir el orgasmo con gemidos, gritos y movimientos pélvicos, para después quitarse rápidamente el preservativo y tirarlo para que ella no lo vea. Así puede colar que se ha corrido y la chica no tiene por qué sospechar nada.

¿Qué los lleva a fingir un orgasmo?

En el caso de los hombres, fingir el orgasmo se suele deber a la falta de paciencia. Si ven que están tardando mucho en terminar, se agobian y dejan de disfrutar. Para acabar con esa tensión hay quien prefiere fingir y terminar con el sexo. Esto se debe al planteamiento que hay, sobre todo para los hombres, de las relaciones sexuales son casi como una competición deportiva en la que no pueden quedar atrás.

Otro motivo puede ser el querer presumir de potencia sexual o querer esconder una eyaculación precoz.  El segundo caso suele darse entre amantes más jóvenes que no pueden aguantar y acaban mucho antes. Para que su pareja no lo note, aguantan la erección un poco más y después fingen el orgasmo.

El temor a dejar a la mujer embarazada, la búsqueda del orgasmo simultáneo o la impotencia ante la incapacidad de hacer disfrutar a la compañera son otros motivos bastante frecuentes por los que un hombre puede llegar a fingir el éxtasis.

La base de una buena vida sexual es la comunicación con la pareja

En resumen, es el deseo de no herir al compañero sexual el que hace que tanto hombres como mujeres finjamos a veces el orgasmo. En muchas ocasiones, la presión que siente el hombre con las ideas de potencia, aguante y virilidad asociadas a su sexo le superan y se ve empujado a hacer algo que no siente para no decepcionar las expectativas.

La falta de comunicación y los miedos son los que llevan a ambos sexos a fingir orgasmos. Si lo pensamos bien, esto es algo paradójico ya que, supuestamente, es en la cama y durante el acto sexual cuando deberíamos sentirnos más libres. ¿Cuál es la solución, entonces? Nada nuevo, desde luego: hablar, hablar y después hablar un poco más. La comunicación es la clava de toda buena relación de pareja, también en el ámbito sexual.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies