IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

La mujer de cadera ancha tiene más sexo
¡Lo último!

La mujer de cadera ancha tiene más sexo

Las curvas de nuestro cuerpo, además de ser atractivas para los hombres hacen que seamos más activas en el terreno sexual. Un estudio reciente explica por qué las mujeres de caderas anchas tienen más sexo. ¡Qué vivan las curvas!

Según un estudio llevado a cabo por un equipo de la Escuela de Etiología Humana y Animal de la Universidad de Leeds (Reino Unido), las mujeres con caderas anchas son más propensas a encuentros sexuales que aquellas de caderas estrechas. Para el experimento se ha contado con la ayuda de 148 voluntarias de entre 18 y 26 años. Se ha medido la anchura de sus caderas, así como su circunferencia en el punto más ancho y más estrecho. Además, las participantes han respondido a un cuestionario sobre sus experiencias sexuales con preguntas específicas como a qué edad perdieron la virginidad o el número de parejas sexuales que han tenido.

La anchura de la cadera propicia más parejas sexuales

Teniendo en cuenta las respuestas proporcionadas por las voluntarias y la medición de sus caderas, se ha llegado a la conclusión de que las participantes con caderas más anchas de 36 centímetros han tenido más parejas y líos de una noche que las mujeres con caderas por debajo de los 31 centímetros. Es más, las mujeres que han reconocido ser más propensas al sexo de una noche tienen las caderas al menos 2 centímetros más anchas que las chicas que no habían tenido tantas relaciones casuales.

Esta investigación tiene una explicación puramente biológica, y es que ante un posible parto las mujeres con las caderas anchas tienen más facilidad para dar a luz. Esto hace que, de manera inconsciente, las mujeres con caderas anchas se muestren más dispuestas a la búsqueda y disfrute sexual, y así lo sientan también los hombres.

Nuestros antepasados condicionaron el tamaño y forma de nuestras caderas. A pesar de que se fueron estrechando para poder erguirnos y caminar, siguieron teniendo el tamaño suficiente como para dar a luz de manera natural.

Nos pasamos la vida luchando contra las cartucheras; ahora ya tenemos un argumento científico para reivindicar nuestras curvas y figuras rellenitas. ¡Ya se sabe que siempre es mejor si se tiene dónde agarrar!

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies