IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en “salir”.

La dieta influye en nuestro apetito sexual
¡Lo último!

La dieta influye en nuestro apetito sexual

Sabemos que hay alimentos afrodisíacos que aumentan nuestra libido o son permiten rendir mejor en sexo. Además, nuestra dieta general también afecta a nuestro apetito sexual. Muchas “dietas milagro” recuden la energía y disminuyen las ganas de tener relaciones con nuestra pareja e incluso de levantarnos de la cama.

Somos lo que comemos, y por eso hay que vigilar nuestras dietas. La comida está ligada a nuestra salud, nuestro estado de ánimo y nuestro nivel de actividad además de, por supuesto, a nuestro aspecto físico. Un grupo de sexólogos y nutricionistas han trabajado juntos para relacionar dieta y libido, confirmando que la dieta que seguimos influye en nuestro apetito sexual.

Las “dietas milagro” consiguen bajar quilos, pero también nuestra libido

Cada vez son más populares las “dietas milagro”, que hacen una estricta restricción de carbohidratos y proteínas. Nos harán bajar rápidamente de peso, está claro, pero también conllevan problemas. Cuando el cuerpo nota una pérdida de peso fuera de lo común hace saltar todas las alarmas: desequilibrio nutricional, alteración del metabolismo, falta de energía, bajada de las defensas, desequilibrios hormonales y un bajo estado de ánimo.

El cerebro precisa de una mínima cantidad de grasa y nutrientes para funcionar. Cuando eliminamos drásticamente todos los componentes que necesita, limita sus funciones. Por ejemplo, con una dieta baja en proteínas dejamos de segregar la cantidad habitual de endorfinas y serotonina, haciendo que baje nuestro estado de ánimo.

El cuerpo necesita un mínimo de grasa corporal para producir hormonas sexuales

Una mala alimentación también afecta a nuestras hormonas sexuales, reguladoras de los ciclos de ovulación, la fertilidad y la libido. Mientras en una dieta falta de grasas y proteínas, las mujeres alteramos nuestros niveles de estrógenos, los hombres también necesitan una cierta cantidad de grasa corporal para producir testosterona.

Como conclusión: No hay que excederse en la comida, pero tenemos que asegurarnos de que la dieta que seguimos no esté mermando nuestro cuerpo y nuestra mente. Ata Pouramini, especialista en nutrición, deja en el diario ABC algunas recomendaciones para tener una buena alimentación que no disminuya nuestras ganas de sexo: consumo moderado de carbohidratos, ostras y otros mariscos, por ser ricos en zinc, chocolate para producir serotonina, y aguacate, que estimula la producción de estrógenos. Por otro lado, desaconseja tomar demasiado azúcar o menta, ya que disminuyen la testosterona, excederse en alimentos enlatados altos en potasio y comer carne roja en exceso. ¡Bon appetit!

 

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies