IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

King out, recupera la pasión adolescente
¡Lo último!

King out, recupera la pasión adolescente

¿Recuerdas aquellas primeras citas adolescentes, cargadas de besos y tensión sexual, en las que nunca pasaba nada más? El King Out es una práctica que se está poniendo de moda, y pretende recuperar la excitación de un encuentro casi sexual en el que no hay sexo. ¡Juguemos a llevar nuestra excitación al límite!

El petting o King out se basa en besos y caricias subidas de tono que cada vez van calentando más el ambiente, pero sin penetración. Este tipo de “juegos” se relacionan con los adolescentes, que todavía están conociendo su cuerpo y a su pareja y, aunque el deseo sexual es palpable, no llegan a tener sexo en sí. Esta práctica, propia de los años 70, está volviendo a ponerse de moda más allá de la etapa adolescente. Cada vez más sexólogos y terapeutas recomiendan a las parejas que tengan encuentros King out para romper con la rutina y reavivar el deseo sexual.

El petting, o King out, se basa en aumentar la excitación sin llegar al sexo

Cuando hablamos de King out puede parecer que se trata de unos preliminares muy largos, pero no es así. La gracia de este “juego” es que no acaba en sexo. Exacto. Aunque parezca mentira, el objetivo es quedarse con el calentón para luego cogerlo con más ganas. «El rey» se queda fuera de esta partida.

Muchas parejas caen en la monotonía y acaban teniendo sexo por costumbre, siempre en las mismas posturas, siempre a la misma hora, con unos preliminares básicos… Para combatir esa pereza sexual, muchos profesionales aconsejan evitar el coito y recrearse en los besos y caricias. Puede parecer contraproducente, pero el King out recupera aquella emoción adolescente, la adrenalina y las ganas que llevan la excitación al máximo nivel.

La sexóloga Carolina Londoño, del Centro Psicopedagógico Integrado de Medellín, explica por qué el peeting o King out es bueno para ciertas parejas: “Es recomendable llevar a cabo estos comportamientos para no poner la responsabilidad del placer sólo en los órganos genitales, para que la pareja logre la reconexión de las neuronas sexuales y para enseñarles a los sentidos a escanear el cuerpo del otro y así generar memorias corporales que lleven a un mayor entendimiento mutuo”.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies