IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

¿Egoístas o inexpertos?
¡Lo último!

¿Egoístas o inexpertos?

Los hombres suelen llegar antes que nosotras al orgasmo, y en muchos casos, el sexo se termina cuando él acaba. Puede que no se preocupen por nuestro placer y hayamos topado con un egoísta, pero también hay hombres que no saben cómo lograr que lleguemos al clímax.

A todas nos ha ocurrido alguna vez, o más de una, que al acostarnos con un chico termine antes y ahí se acabe la fiesta. En cambio, las raras veces en las que somos nosotras las que terminamos antes, solemos esforzarnos para que él también consiga llegar al orgasmo. ¿Por qué? Porque el sexo es cosa de dos. La mujer siente como un fracaso propio la insatisfacción de su pareja. Le toca en su feminidad. En cambio, parece que hay hombres a los que no les importa tanto.

En Pasionis nos preguntamos, ¿por qué hay tantos hombres egoístas en la cama? ¿Es realmente egoísmo o también hay algo de torpeza, inexperiencia o timidez? Es obvio que algunas personas buscan su propio placer y una vez que lo consiguen no se interesan por la persona que tienen al lado. Consejo: con estos, simplemente no hay nada que hacer.

También hay muchos hombres -y mujeres- que, una vez han terminado, ven que su compañero está excitado y no saben cómo continuar para que llegue al orgasmo. Incluso al contrario, aquel que no ha terminado, en vez de reclamar su premio, se queda con cara de póker y prefiere fingir que todo va de maravilla. De ahí vienen luego los orgasmos fingidos y demás teatros de cama.

La comunicación es la clave en la cama

Lo primero es romper con ese tabú: si tu chico termina y tú no, díselo. Puedes probar primero con insinuaciones, besitos y caricias sensuales, pero si no lo capta no te cortes, es mejor que se lo digas y lo habléis. Así podrás saber si es un egoísta o es que realmente se corta a la hora de hacerte disfrutar.

En el segundo caso es sencillo: dile lo que te gusta, guíalo, tómatelo con calma y alarga los juegos previos para que vea que los preliminares también son un arte.

Otro punto importante es que dejes que él tome la iniciativa, que se sienta poderoso y conozca el placer de hacerte disfrutar. Así verá que dar placer muchas veces es igual de excitante que recibirlo. Ya lo dijo una vez el escritor Sergio Sinay: “Entre las muchas cosas que un hombre no puede permitirse hay una que se destaca especialmente: un hombre no puede permitirse dejar insatisfecha a una mujer en la cama”.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies