¡Lo último!

7 técnicas para estimular el Punto G durante la penetración

El misterioso y placentero Punto G es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo. Podemos utilizar los dedos para localizarlo, y si logramos estimular el Punto G con la penetración el placer del coito será mucho más intenso. ¡Aprende los 7 trucos para llegar al Punto G!

El misterioso y placentero Punto G es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo. Podemos utilizar los dedos para localizarlo, y si logramos estimular el Punto G con la penetración el placer del coito será mucho más intenso. ¡Aprende los 7 trucos para llegar al Punto G!

El Punto G es una pequeña zona erógena que se encuentra en el interior de la vagina, en la pared frontal. Detrás del pubis, a una altura de entre 2,5 y 7 centímetros dependiendo del cuerpo de la mujer, podemos localizar el Punto Gräfenberg, destinado a dar placer. Para localizar nuestro Punto G, lo mejor es palpar con los dedos hasta notar un pequeño bulto esponjoso, aunque ya avisamos que en muchas mujeres puede pasar desapercibido y ser más o menos sensible al tacto.

Una vez descubierto nuestro Punto G es momento de convertirlo en un aliado igual de poderoso que el clítoris. Para disfrutar de su excitación durante el sexo, hay 7 técnicas que lo estimulan directamente durante la penetración.

1.  Fricción: Nosotras guiamos el pene de nuestro chico hasta la vagina y lo movemos suavemente dentro de los labios menores hasta ir penetrando poco a poco.

2.  Penetración simple: También conocida como penetración hacia delante, se trata de que la chica se coloque encima del hombre, un poco reclinada hacia detrás para que sea más intenso. En esta postura el pene roza directamente la pared frontal de la vagina.

3.  El golpe: En una postura cómoda para ambos, durante las embestidas el pene ha de salir completamente de la vaina y volver a entrar con fuerza, pero vigilando que no resulte doloroso para ninguno de los dos.

4.  Golpe del buey y del toro: Al empujar para penetrar, el hombre sólo golpea una parte de la vagina, centrándose en la pared frontal. La variante del toro es similar al golpe del buey, pero en este caso se estimulan todas las paredes de la vagina, no sólo una.

5.  El movimiento del gorrión: Una vez dentro de la vagina, las embestidas son contenidas para que no se salga el pene. El hombre ha de moverse de lado a lado dentro de la chica, para estimular así todas las paredes vaginales.

6.  Presión: Una vez completada la penetración, el hombre presiona durante un tiempo con su miembro sobre la pared frontal de la vagina, sin necesidad de moverse.

7.  Alterna: En esta técnica, el pene sale completamente de la vagina al embestir. El hombre ha de combinar penetraciones profundas con otras más superficiales y suaves que queden en la entrada de la vagina. Este movimiento resulta muy excitante para ambos e incide directamente sobre la pared frontal de la vagina.

  • sargentogato

    Interesante ver hasta que punto las construcciones del imaginario patriarcal están tan asumidas, interiorizadas y reforzadas, al punto que el coito se define por la penetración, y se descarta el orgasmo clitoriano en post de uno que conlleve penetración. Se que muchas personas no lo verán, puesto que para poder rascar y darse cuenta de ello, primero tenemos que deconstruirnos y cuestionar las certezas asumidas cultural y educativamente. Algo complicado puesto que somos o nos comportamos con avaros cognitivos con el objetivo de economizar energía y esfuerzo racional, y acabamos funcionando con heurísticos de razonamiento que nos evitan dicho gasto, dicho de otra manera, nos cuesta cuestionar y más cuando son reforzados, nuestros sesgos adquiridos a lo largo del proceso de socialización.

  • Pocha

    ehhh????????

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

CERRAR