¡Lo último!

5 pasos para iniciarse en el sexo tántrico

El sexo tántrico forma parte de una filosofía de vida llamada Tantra, una rama del hinduismo que surgió hace más de 4.000 años y que incluye técnicas de meditación que, a través del sexo, aumentan el nivel de compenetración con la pareja. Según algunos expertos en sexo tántrico, la meta de esta práctica no es conseguir orgasmos infinitos sin eyacular, como se cree comúnmente, sino aprender a disfrutar del sexo sin presiones ni tabúes y concentrarse en el crecimiento individual y de la pareja mediante la intimidad, prestando especial atención a besos, caricias y miradas. En general, el sexo tántrico consiste en potenciar los sentidos, para conseguir disfrutar con tu pareja de un momento íntimo que os una aún más.

Ambiente cálido

Es importante practicarlo con calma, sin prisas, con tranquilidad, ya que se basa en encuentros largos y relajados. También es fundamental preparar el ambiente, para otorgar la estancia de una atmósfera cálida y relajada. Poner música suave también es buena opción.

Posturas

Una de las posturas más básicas para iniciarse en el Tantra es la llamada “Padm”, en la que el hombre se sienta con las piernas abiertas y estiradas y la mujer se coloca a horcajadas sobre él, rodeándole con las piernas.

Conexión

Los ojos son el espejo del alma, así que relajaos y miraos intensamente, intentando conectar con el interior de vuestra pareja. Daros un masaje mutuamente de manera lenta por todo el cuerpo durante unos 15 minutos, a excepción de los genitales. Besaos y mantener la mirada fija el uno en el otro.

Respiración

Durante el Tantra la respiración es muy importante. Empezad a respirar pausadamente: cuando tú exhales, que él inhale y así repetidamente. La idea es que él coja tu aire y tú el suyo. Cerrad los ojos y tratad de mantener la mente en blanco y libre de pensamientos que os puedan distraer del momento y romper la concentración.

Penetración lenta

Llegó el momento de la penetración. La primera etapa debe ser estática, lo que significa que el pene se queda totalmente inmóvil dentro de la vagina. Mientras, os podéis seguir acariciando suavemente. Pasados unos minutos, empezaos a mover lentamente, sin prisas. Es importante que la mujer se mantenga siempre encima del hombre. Si la erección es muy fuerte y sientes que se acerca la eyaculación, intenta volver a los ejercicios de respiración y las suaves caricias.

Durante estos momentos liberad totalmente vuestra mente. Lo único que importa es disfrutar de ese instante con tu pareja.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

CERRAR