¡Lo último!

5 Mentiras de la sexualidad femenina

Hablamos de 5 falsos mitos del sexo masculino y ahora es nuestro turno. Las mujeres también nos creemos algunas mentiras sobre nuestra sexualidad que nos reprimen y que, sin darnos cuenta, pasamos de madres a hijas.

Hablamos de 5 falsos mitos del sexo masculino y ahora es nuestro turno. Las mujeres también nos creemos algunas mentiras sobre nuestra sexualidad que nos reprimen y que, sin darnos cuenta, pasamos de madres a hijas.

Cada mujer es un mundo y, aunque compartamos órganos sexuales, vivimos nuestra sexualidad de forma diferente. Por ejemplo, mientras que a muchas mujeres les cuesta alcanzar el clímax, otras son multiorgásmicas. En Pasionis queremos desmentir 5 falsos mitos sobre cómo las mujeres vivimos el sexo.

1. Las mujeres también pensamos en el sexo: Aunque la creencia popular dice que ellos siempre están pensando en sexo, nosotras también lo hacemos. La diferencia es que, mientras los hombres hablan más fácilmente sobre sexo, nosotras nos lo callamos por culpa de antiguas presiones sociales. Según Daniel Bergner, autor del libro ‘¿Qué quieren las mujeres?’, esa presión social nos cohíbe.

2. También nos excitamos visualmente: Es cierto que la clave de la excitación masculina es lo que les entra por los ojos, pero a nosotras una imagen erótica también nos estimula. Sin embargo, el estímulo es más complejo y pone en marcha toda nuestra imaginación. La investigadora Meredith Chiver explica que “las mujeres responden físicamente a un mayor rango de imaginería erótica”.

3. Tener sexo no hace que nos enamoremos: Ni tenemos que estar enamoradas para tener sexo ni tener sexo hace de instantáneamente nos enamoremos. Si bien es cierto que todos segregamos oxcitocina durante el coito, la llamada “hormona del amor” que desarrolla apego, su efecto es momentáneo y no implica mayores sentimientos. Y, repetimos, TODOS la segregamos, también los hombres.

4. Hay mujeres que se excitan antes que los hombres: La Universidad de McGill demostró que, con los estímulos adecuados, las mujeres podemos excitarnos igual de rápido que los hombres. Tras 10 minutos viendo pornografía, ambos sexos llegaron a niveles similares de excitación física. Sin embargo, que nuestro cuerpo esté preparado para el sexo no implica que tengamos ganas de practicarlo, es una respuesta biológica.

5. Nuestro deseo sexual no disminuye con la edad: Si bien a los 20 y 30 años tenemos más energía y las hormonas revolucionadas, varios estudios apuntan a que la edad dorada del sexo en las mujeres es pasada la cuarentena. La experiencia es un grado, conocemos nuestro cuerpo, sabemos qué queremos y tenemos más confianza con nuestra pareja. De hecho, al llegar a la menopausia muchas mujeres aseguran que disfrutan de orgasmos más intensos, según el psicólogo David Buss.

 

suscribete

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

CERRAR