IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

4 Preguntas para entender el BDSM
¡Lo último!

4 Preguntas para entender el BDSM

¿Qué reglas rigen el BDSM y cómo funciona la relación Dominante-Sumiso?

El BDSM está de moda, hoy en día podemos comprar esposas, látigos y otros complementos fetish en la mayoría de sexshops. El boom de Cincuenta Sombras de Grey ha acercado a la población general esta práctica sexual basada en la dominación y la sumisión pero, ¿sabemos realmente qué hay detrás del BDSM?

· ¿Qué es el BDSM?

Las siglas de BDSM quieren decir Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo. El Bondage es el placer y el erotismo de las ataduras, desde las esposas hasta las mordazas. Dominación y Sumisión son los roles habituales que se adoptan durante las prácticas del BDSM. El Masoquismo es el placer que siente una persona al infringirse dolor de varios tipos. En el BDSM encontramos habitualmente combinados todos los aspectos anteriormente mencionados.

· ¿Qué roles hay en el BDSM?

Los roles principales del BDSM son el de Dominante (activo), que dirige la situación, y Sumiso (pasivo), que adoptan durante los juegos de roles la personalidad de un esclavo que queda a merced de las órdenes del dominante. No hay una asociación de sexos a estas dos posturas, aunque a las mujeres dominantes se les puede llamar Ama o Dominatrix y a los hombres se les suele referir como Amo o Maestro.

· ¿La dominación termina en la cama?

El BDSM puede ser tan sólo un juego sexual que termine al acabar el sexo, o no. Mucha gente que practica BDSM traslada esa filosofía del placer y el erotismo a otros ámbitos de su vida y siguen en contacto con su Dominante o su Dumiso fuera del dormitorio, manteniendo en secreto el mismo rol que en la cama. Algunas parejas se unen al mundo del BDSM adoptando cada uno un papel, pero también hay gente que se reconoce como dominante o sumisa y busca a su correspondiente para desarrollar esa relación, sin necesidad de que entre ellos haya una relación de pareja.

· ¿Cómo no pasarnos de la raya?

No hemos de confundir el BDSM con el maltrato o las humillaciones. Es indispensable que en todo momento las prácticas de BDSM se lleven a cabo de mutuo acuerdo, y tan sólo en el caso de que las dos personas así lo deseen. Antes de iniciarse en el mundo del BDSM hay que consensuar qué juegos o prácticas se van a hacer y hasta dónde se va a llegar, ciñéndonos a lo acordado. La confianza entre el Dominante y el Sumiso es clave, y la propia comunidad BDSM apuesta por unas prácticas SSC (Seguras, Sensatas y Consensuadas). Muchas parejas acuerdan una palabra de seguridad especial para comunicar a la otra persona que quiere que se termine la práctica en ese mismo instante y que su desagrado no forma parte del juego de roles.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies