IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Relato erótico: Sábado, sabadete...
¡Lo último!

Relato erótico: Sábado, sabadete…

Aquel fin de semana iba a ser intenso. Eva estaba con sus compañeros de su clase de euskera de barnetegi o concentración para practicar esa complicada lengua durante todo el fin de semana, todo ello a través de actividades de ocio y, como no, una estupenda juerga nocturna. Todos estaban bastante desmadrados fuera de su ambiente habitual y los bailes en aquel bar cada vez requerían más contacto.

Eva se fijó en una pareja que estaba en la barra, aparentemente aburridos pero a primera vista, muy atractivos. Cuando un compañero de clase se ofreció a bailar la bamba con nuestra protagonista, la chica de esa pareja vino a enseñarles cómo se bailaba. Se acercó a Eva y la agarró con decisión moviendo sus caderas muy cerca. Eva se estaba poniendo bastante nerviosa al sentir los prominentes pechos de la chica rozar con los suyos.

Cuando el baile acabó se lanzó y le comentó a la chica que le había encantado el roce de su pecho sobre su piel. La respuesta de ella fue mucho mejor de la esperada: “Si quieres podemos seguir rozándonos y si te parece bien, mi chico podría participar”, le dijo. Dicho y hecho, Eva se escabulló de sus compañeros de clase y los acompañó a su casa, que no distaba mucho de allí.

El camino fue silencioso pero en cuanto llegaron al portal la chica dio a Eva un delicioso y húmedo beso mientras su chico se deleitaba mirándolas. Eva estaba muy excitada y deseaba con todas sus fuerzas lamer esos pezones que tanta excitación y curiosidad le estaban causando.

El piso de ellos era cálido e invitaba a la sensualidad. Las dos chicas se fundieron en otro beso que se acompañó de caricias por todo su cuerpo. Eva pudo constatar que esas dos tetas eran maravillosas y succionó con deleite sus pezones.

Mientras tanto el chico las observaba y en su pantalón se iba formando una estupenda erección. A una mirada de Eva se unió a las dos y, desde la trasera de ésta, besó su cuello, acarició su culo y fue, junto con su novia, desnudándola. Eva ya estaba desnuda y la pareja le lamía y besaba por todas las partes de su cuerpo. Se dejaba hacer mientras acariciaba pechos, culos y liberaba la polla enhiesta de pantalón y calzoncillos. La chica la miró traviesa y ambas empezaron a lamérsela al chico en toda su longitud. Después Eva se la metió entera en la boca mientras su novia lamia sus testículos.

Los tres estaban disfrutando de lo lindo y las chicas se acariciaban sus coños mojados y calientes con los dedos.

Después Eva se colocó encima de la boca del chico mientras su novia le cabalgaba. Ambas empezaron a gemir y se lo follaban cada vez más deprisa hasta explotar en un orgasmo simultáneo mientras se miraban a la cara y veían sus pechos agitarse.

Todavía había mucha energía y una tremenda erección que daría mucho juego durante el resto de la noche.

Al fin y al cabo aquella pareja no era tan aburrida como parecía a primera vista y el plan de “sábado, sabadete, camisa nueva y polvete”, estaba saliendo a pedir de boca.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies