IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

Kamasutra para practicar en casa
¡Lo último!

Kamasutra para practicar en casa

Es cierto que un mullido colchón y unas sábanas suavecitas conforman un escenario la mar de confortable para hacer el amor con vuestro chico, pero si miráis más allá descubriréis el mundo de posibilidades que el mobiliario de vuestra casa puede ofreceros. Sillas, mesas, el sofá… cualquier enser de vuestra home sweet home es un marco potencialmente apto para hacer volar vuestra imaginación más erótica y sensual. ¡Despertad la pasión que os une y probad diferentes posturas fuera del lecho! ¡Porque siempre es divertido y excitante salir de la rutina!

Sillas:

Uno de los clásicos que nunca mueren ya que cualquier silla de la casa es buena para dejaros llevar por la pasión. La postura Kamasutra top es la “Doma”, en la que la mujer se sienta a horcajadas encima del chico, cara a cara, y moviéndose arriba y abajo cual jinete montando a caballo. Esta posición favorece el contacto visual, por lo que se crea mucha intimidad entre la pareja, y podéis besaros, acariciaros y abrazaros con comodidad. Es una de las posturas favoritas de las mujeres, por la facilidad con la que se estimula el clítoris y por la rapidez con la que llegan al orgasmo.

Ducha:

Uno de los rincones más socorridos y sensuales. Ducharos junto a vuestra pareja suele dar pie a entregarse al amor de manera casi segura, ya que resulta muy sexy y excitante hacerlo mientras el agua recorre y humedece vuestros cuerpos. Aquí se pueden llevar a cabo varias posturas, desde de pie, hasta el conocido “Perrito” pero hay que tener cuidado de no resbalarse.

Lavadora:

Las seguidoras de la serie “Sexo en Nueva York” recordarán la famosa escena en la que Miranda, la abogada pelirroja, llegaba al séptimo cielo encima de la lavadora de su casa. Y es que, tanto la altura del electrodoméstico como el leve zumbido que ejerce mientras está en marcha, son motivos más que suficientes para probar nuevas sensaciones. En este caso, la mujer se sienta encima con las piernas abiertas y bien al borde, para que el chico pueda penetrarla con facilidad, y abrazándole con los muslos. De este modo, las piernas de la mujer marcarán el vaivén, mientras el hombre las sujeta fuertemente.

Mesa:

No es una superficie especialmente cómoda pero sí un lienzo en blanco para probar posiciones varias. También depende de la altura de dicha mesa, claro. Si escogemos la mesa de comedor lo ideal es que la chica se tumbe boca arriba formando un ángulo recto con el hombre, y las piernas puede dejarlas rectas, hacia arriba formando una uve, rodeando la cintura de su chico… ¡Mil posibilidades!

Paredes:

Todas las paredes de la casa son idóneas para practicar otra de las posturas preferidas por el universo femenino: “el abrazo total”, comúnmente conocida como la postura del “Empotrador”. Aquí el hombre se la juega, mostrando sus dotes más masculinas, ya que tiene que poseer fuerza y musculatura para aguantar el peso de su chica. En este caso, se ayuda de la pared para apoyar la espalda de ella y facilitar el movimiento de la penetración.

¿Os animáis a convertir vuestra casa en un templo erótico-festivo?

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies