IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en «salir».

¿Por qué los humanos somos monógamos? 3 Razones
¡Lo último!

¿Por qué los humanos somos monógamos? 3 Razones

Tener una sola pareja nos beneficia tanto en salud como en protección

En la naturaleza hay pocos animales monógamos, que mantengan la misma pareja durante toda su vida. ¿En qué momento el ser humano dejó de lado la poligamia y la promiscuidad? ¿Es cierto que ser monógamos va contra nuestra naturaleza? La verdad es que tenemos varias razones de salud para no tener demasiadas parejas sexuales, descúbrelas.

¿Eres de los que cree que ser monógamos no es natural? La ciencia te da la razón, en parte. Como la mayoría de animales, cuando los hombres eran nómadas tendían a aparearse con varias mujeres del grupo, sin tener un vínculo especial con ninguna de ellas. Sin embargo, con la llegada de la agricultura y del modo de vida sedentario, esa tendencia sexual “promiscua” cambió y el ser humano empezó a abrazar la monogamia por sus varias ventajas.

1. Evita contagiarse de Enfermedades de Transmisión Sexual

Hace miles de años ya existían las ETS, infecciones que se contagian por vía sexual. Tener sexo con una sola pareja era un buen método para no exponerse a contraer alguna de estas enfermedades, que en una sociedad en la que todos tienen sexo con todos (por así decirlo), se propagaban como una plaga y acababan afectando a toda la comunidad.

2. Asegura la protección de los hijos

Cuando tenemos sexo con una persona, e incluso cuando ésta nos abraza, nuestro cuerpo segrega oxitocina, la llamada “hormona del amor”, que ayuda a crear un vínculo afectivo. Esta hormona no funciona tan sólo entre los amantes, también es la misma que hace que una madre quiera a sus hijos.

La monogamia refuerza ese vínculo afectivo del padre con la madre y sus hijos, creando la sensación de familia. De este modo, era una forma de asegurarse de que el hombre no iba a abandonar a la mujer y a sus hijos pequeños, quedándose para traerles comida y protegerlos tanto de depredadores como de otros hombres dominantes que los podían ver como futura competencia.

3. Mis hijos son míos

Otra de las ventajas de la monogamia, ésta más para los hombres, es que si si sólo él tiene sexo con su mujer se asegura de que todos los hijos que ella tiene son realmente suyos. Por cuestiones evolutivas, a ningún macho de ninguna especie le sale a cuenta mantener hijos de otros, ya que ha de invertir muchos esfuerzos para alimentar a su familia, y una boca más que alimentar cuenta.

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies