IMPORTANTE. Sólo para mayores de 18 años

Sólo puedes acceder a Pasionis.es si eres mayor de 18 años. 

Por favor, confirma que tienes más de 18 años o haz click en “salir”.

4 señales que delatan la infidelidad de tu pareja
¡Lo último!

4 señales que delatan la infidelidad de tu pareja

como saber si tu pareja es infiel

Si sospechas que tu pareja te está poniendo los cuernos, tu relación no va todo lo bien que debería. Puede que sea una afirmación dura, pero el caso es que, aunque no se haya cometido ninguna infidelidad, con las dudas, infundadas o no, inducen a pensar que la confianza de la pareja se está resquebrajando.

De todos modos, la mayoría de sospechas a este respecto suelen acabar por cumplirse, ya que, según la empresa Sexual Health Australia, el 70% de los matrimonios acabarán por sufrir una infidelidad en el futuro.

Pero ¿cómo saber si realmente te están poniendo los cuernos o si, por el contrario, solo estáis pasando por una mala racha? Presta atención a estas señales:

1. Aumentan sus ausencias

“Pienso que, a veces, los estereotipos que se ven en las películas pueden ser en parte ciertos. Cosas como empezar a ser más reservado o ausentarse cada vez más, quedar después del trabajo…”, opina la terapeuta Elisabeth Shaw.

“A no ser que se produzca un cambio verdaderamente obvio, es fácil pasar por alto ciertas señales, ya que pueden resolverse con una explicación sencilla. Desde mi experiencia, muchas parejas solo se dan cuenta de lo que sucedía cuando echan la vista atrás. Y dicen: ‘Era consciente de que cada vez había más reuniones de trabajo, pero pensaba que se debían al nuevo proyecto que tenían entre manos’, o algo por el estilo”.

“A no ser que seas una persona muy celosa y controladora, esas señales solo suelen percibirse en retrospectiva”, reitera la experta.

2. Aumenta la distancia emocional

Un indicador más evidente, según Elisabeth Shaw, es cuando tu pareja empieza a distanciarse en el plano emocional y privado: “La distancia emocional no se explica tan fácilmente alegando estrés o trabajo, y puede manifestarse de muchos modos”.

“Si empiezas a percibir que quizás vuestra vida sexual no es lo que era, si has sido el blanco de quejas y enfados poco justificables o si tu pareja empieza a sacarte faltas… pueden ser señales de que tiene una aventura”, afirma Shaw.

A la pregunta de si las personas infieles suelen comportarse de forma más cariñosa o atenta por los remordimientos, Elisabeth Shaw opina que suele ser al contrario: “Si ha sido una infidelidad de un solo encuentro, sí que puede dar pie a regalos y detalles inesperados, porque la persona infiel se siente culpable y preocupada. Incluso puede servir como un toque de atención para que esa persona diga ‘madre mía, pero ¿qué estoy haciendo?”.

“No obstante, cuando la infidelidad es una relación paralela, por mi experiencia, el miembro infiel suele poner distancia de por medio con su pareja original: más discusiones, menos salidas juntos, menos sexo, distintos horarios de dormir… Algunas de esas cosas pueden ser señales de una infidelidad”, apunta.

3. Más secretismo cuando está al teléfono

Si notas que tu pareja pasa más tiempo al teléfono (y más tiempo atendiendo a llamadas fuera del alcance de tu oído), podría ser una señal de infidelidad.

“Una vez que las personas se preocupan por el comportamiento de su pareja, empiezan a darse cuenta también de que pasan más tiempo al teléfono y, no solo eso, también con más secretismo. Con eso quiero decir que se van a otra habitación a hablar o que no explican con quién hablaban”, afirma la especialista.

4. Pasa del tema rápidamente

Elisabeth Shaw asegura que la comunicación es clave para detectar una probable infidelidad: “Si te preocupa, hazle preguntas sobre su comportamiento. No se trata de pasar ya al turno de las acusaciones, sino más bien de decir: ‘Me he dado cuenta de estas cosas y me preocupan. Necesito entender qué está pasando y supongo que he empezado a pensar que tienes a alguien más”.

Elisabeth Shaw recalca la importancia de preguntar desde una perspectiva de preocupación en lugar de que parezca una acusación y recomienda hacerlo de tal forma que su comportamiento sea indicativo.

“Si no hay ninguna aventura de por medio, tu pareja tratará de tranquilizarte y le preocupará el hecho de que te sientas así. Puede que muestre una actitud de ‘si piensas eso, ¿qué le pasa a nuestra relación? Tenemos que arreglarlo”, explica. “En cambio, si su actitud va más en la línea de ‘no digas tonterías’ y sale corriendo de la habitación, no parece preocuparle mucho la relación. A nadie le gusta que le ignoren. En una relación sana, los dos miembros se esforzarían por arreglar la situación, no la ignorarían”.

 

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies