¡Lo último!

Claves para practicar un sexo oral épico

Aunque denostado en algún momento de la historia, lo cierto es que el sexo oral se ha practicado desde tiempos inmemoriales. De hecho, encontramos una de las primeras referencias a esta práctica entre los tesoros del Museo Británico, concretamente en unas imágenes del mito de Osiris e Isis: Osiris fue un rey de Egipto asesinado y descuartizado por su hermano Set. Isis, esposa de Osiris, juntó todos los trozos pero se olvidó una pieza clave: su pene. Le hizo uno nuevo de barro y, para conseguir que su marido se reencarnara, lo chupó. Y en el archifamoso Kamasutra (que data del siglo II a.C.) podemos encontrar un capítulo entero dedicado únicamente al arte del encuentro oral.

Lo cierto es que, aceptado o no, es una práctica muy placentera, especialmente para el que lo recibe. A ellos les encanta hacerlo y que se lo hagan. Ellas lo hacen porque va en el pack, aunque también disfrutan al ver la satisfacción en el rostro de ellos mientras lo realizan. Así que hemos recopilado las mejores claves para que la mujer se convierta en la reina de la fellatio y que consiga sorprender a su chico practicándole un sexo oral épico.

Pasión:

Lo primordial antes de ponerse al tema es tener ganas y poner entusiasmo. No hay nada más antiorgásmico que estar apática en los momentos más íntimos. ¡Un poco de pasión y ganas antes y durante la felación es un must!

Comodidad:

Una posición cómoda es algo lógico y primordial. Se puede hacer sentada en una silla baja, en el borde de la cama o de rodillas en el suelo sobre un almohadón. Y es que sólo si estáis cómodas podréis usar la boca y ambas manos con precisión.

Respiración:

Esta clave es más técnica pero igual de imprescindible. Es importante inhalar y exhalar por la nariz, de esta manera evitaréis atragantaros y que os den arcadas.

Succión:

Es muy importante porque provoca sensaciones muy intensas. Se puede mantener en todo momento o sólo al subir la cabeza. Antes de empezar es mejor humedecerse los labios. Por otro lado, el sexo oral debe ir creciendo en intensidad, no en velocidad.

Manos:

Acompañan, mejoran las sensaciones y multiplican el placer. Si están húmedas, ¡mucho mejor! Con una de las manos sostened el pene de vuestro chico mientras que la otra puede desplazarse pegada a la boca. El secreto está en hacer movimientos envolventes hacia arriba y hacia abajo.

Zonas erógenas:

Tanto la zona perineal como los testículos son regiones corporales muy erógenas. La zona perineal está entre los testículos y el ano y lo ideal es acariciar ahí con presión, moviendo las yemas de los dedos en círculos y hacia delante y hacia atrás. En cuanto a los testículos, va a gustos, como todo, pero en general también les gusta que se los acaricien.

¿Os animáis a ponerlo en práctica?

 

suscribete

Uso de Cookies - Pasionis.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si quieres saber más sobre las cookies haz click aquí

CERRAR